Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Desplazarse hacia arriba
Términos y condiciones del conocimiento de Embarque Compañia Sudamericana de Vapores

​La presente traducción al español de los términos y condiciones del Conocimiento de Embarque de CSAV busca facilitar su comprensión por parte de los interesados, pero en ningún caso se considerará como la versión original vigente. En caso de discrepancia entre la versión original en inglés y este texto, prevalecerá la versión original en inglés. 


CASA MATRIZ: Plaza Sotomayor 50, Valparaíso, Chile. – Hendaya 60 Piso 12, Santiago, Chile.

1. DEFINICIONES

“Transportista” se refiere a la Compañía Sud Americana de Vapores (en adelante CSAV).

“Transportista Anterior” y “Transportista Posterior” comprenden cualquier transportista terrestre, marítimo o aéreo que participe en el transporte intermodal de Mercancías que circulen al amparo de este Conocimiento de Embarque desde el Lugar de Recepción al Puerto de Embarque en el caso del Transportista Anterior, y desde el Puerto de Descarga al Lugar de Entrega Final en el caso del Transportista Posterior.

“Mercante” incluye al embarcador, tenedor, consignatario, recibidor de las Mercancías, cualquier persona  dueña o que esté autorizada a la posesión de las Mercancías o de este Conocimiento de Embarque y a cualquiera que actúe representando a tal persona.

“Mercancías” se refiere a la totalidad o parte de la carga recibida del embarcador e incluye cualquier contenedor, remolque, estanque transportable, plataforma o pallet o cualquier artículo similar que se use para consolidar las Mercancías.

“Transporte” se refiere a todas las operaciones y servicios asumidos por el Transportista en relación a las Mercancías.

“Nave” se refiere a la Nave  propuesta para transportar las Mercancías durante todo su transporte o parte de éste entre el Puerto de Embarque y el Puerto de Descarga. Este término incluye cualquier nave alternativa o reemplazante de la Nave nombrada en este Conocimiento de Embarque.

“Flete” incluye todos los cargos pagaderos al Transportista de acuerdo con la tarifa aplicable, contrato de fletamento, contrato de transporte y este Conocimiento de Embarque.

“A bordo” o palabras similares endosadas a este Conocimiento de Embarque se refieren a que las Mercancías han sido embarcadas en la Nave o en el caso de transporte intermodal, si el Transportista Anterior en origen es un transportista terrestre, se refiere a que las Mercancías han sido cargadas en ferrocarriles u otros medios de transporte terrestre y que se encuentran bajo la custodia del ferrocarril o de otro Transportista Anterior.

“Bulto” incluye contenedores, camionetas, remolques, pallets y Mercancía unitaria o cosas de cualquier clase que tengan envase, excluyendo las Mercancías embarcadas a granel o Mercancías que no sean embarcadas en bultos. 

“Reglas de la Haya” se refiere a las estipulaciones emanadas del Convenio Internacional para la Unificación de Ciertas Reglas en materia de Conocimiento de Embarque, suscrito en Bruselas el 25 de agosto de 1924, o cualquier legislación nacional que haga que tales Reglas sean aplicables obligatoriamente a este Conocimiento de Embarque.

“Reglas de la Haya Visby” se refiere a las estipulaciones emanadas del Convenio Internacional para la Unificación de Ciertas Reglas en materia de Conocimiento de Embarque, suscrito en Bruselas el 25 de Agosto de 1924, según la modificación realizada a través del Protocolo suscrito en Bruselas el 23 de febrero de 1968, o cualquier legislación nacional que haga que tales Reglas modificadas sean aplicables obligatoriamente a este Conocimiento de Embarque.

“Reglas de Hamburgo” se refiere a las estipulaciones emanadas del Convenio de las Naciones Unidas sobre el Transporte Marítimo de Mercancías de 1978, adoptado en Hamburgo el 31 de marzo de 1978, o a cualquier legislación nacional que le de efecto obligatorio a tales Reglas en relación a este Conocimiento de Embarque, y la “legislación nacional”, en el caso de Chile, se referirá a las estipulaciones de tal Convenio y del Título V del Libro Tercero del Código de Comercio de Chile.

Las partes interesadas (Transportista, Mercante, Nave, Embarcador, Consignatario) expresan su voluntad y aceptan, junto con las restantes cláusulas de este Conocimiento de Embarque, lo siguiente: (1) que cualquier modificación del Conocimiento de Embarque requiere un acuerdo por escrito, sin perjuicio a los reglamentos de la Aduana de Chile; y (2) si en los casos en que las Reglas de Hamburgo son aplicables obligatoriamente, exista prueba acerca de que el Transportista, sus dependientes o agentes adoptaron todas las medidas que razonablemente podían esperarse para evitar el hecho y sus consecuencias, el Transportista no será responsable por la pérdida, daño o retraso que resulte de cualquiera de las circunstancias establecidas en la Regla 2 del Artículo 4 de las Reglas de la Haya Visby, con excepción de las contenidas en las letras a), b) y o). En los mismos casos anteriormente mencionados, el flete acordado comprende el Transporte desde el “Punto de Recepción” de las Mercancías en el Puerto de Embarque hasta el “Punto de Entrega” de las mismas, en el Puerto de Descarga, incluyendo las operaciones de carga y descarga por cuenta del Transportista.

2. CLÁUSULA DE LEY APLICABLE (1) Excepto cuando la Ley Inglesa de Transporte Marítimo de Mercancías (1971) aplique obligatoriamente las Reglas de la Haya Visby a este Conocimiento de Embarque, en cuyo caso este Conocimiento estará sujeto a las Reglas de la Haya Visby, se aplicarán las Reglas de la Haya y el Transportista se podrá beneficiar de todos los privilegios, derechos e inmunidades contenidas en los Artículos I al VIII de las Reglas de la Haya, excepto que sin perjuicio de las estipulaciones del Artículo III Regla 8 de las Reglas de la Haya, la suma límite para el propósito del Artículo IV Regla 5 de las Reglas de la Haya será de £ 100 libras esterlinas.

(2) Sin perjuicio de la Cláusula 2 (1) antes mencionada, para embarques hacia y desde los Estados Unidos de América, se considerará que este Conocimiento de Embarque incorpora  y que tendrá efecto, sujeto a las estipulaciones de la Ley de Transporte Marítimo de Mercancías de EEUU (“COGSA”), aprobada el 16 de abril de 1936, y nada  de lo aquí dispuesto ni de lo contenido en dicha Ley se considerará como  una renuncia del Transportista de ninguno de sus derechos o inmunidades o un aumento de ninguna de sus responsabilidades u obligaciones en virtud del mismo, ni se considerará que el Transportista haya garantizado la navegabilidad de la Nave.

Las estipulaciones emanadas de COGSA regirán las Mercancías antes de que sean embarcadas y después de que sean descargadas de la Nave y durante todo el tiempo que estén bajo la custodia del Transportista en un puerto de los Estados Unidos de América. El Transportista también gozará del beneficio de las Secciones 181 a 189, incluyendo el título 46 del Código de los EEUU y de los beneficios de las Secciones 4281 a 4286 inclusive y la Sección 4289 de los Estatutos Revisados de los EEUU, según enmienda, igual que si fuera el armador de la Nave o de otra nave marina utilizada para el transporte de las Mercancías.

(3) Sin perjuicio de las Cláusulas 2(1) y 2(2) antes mencionadas, en el caso de que este Conocimiento de Embarque se encuentre sujeto a una legislación que hace las Reglas de Hamburgo aplicables obligatoriamente a él, entonces este Conocimiento de Embarque tendrá efecto sujeto a las Reglas de Hamburgo que anularán toda disposición derogatoria de las mismas en detrimento del embarcador o el consignatario. Si debido a lo anteriormente mencionado se aplican obligatoriamente las Reglas de Hamburgo a este Conocimiento de Embarque, por el presente se acuerda que la fecha de entrega de las Mercancías será seis (6) meses a partir de la fecha del embarque.

3. INCORPORACIÓN DE LA TARIFA. En el presente se incorporan los términos de las tarifas aplicables  del Transportista. Se llama particularmente la atención a los términos provistos en el mismo en relación a la demora de contenedores y vehículo. Previa solicitud, se podrá obtener copias de parte del Transportista o de sus agentes de las estipulaciones pertinentes en relación a la tarifa aplicable. Este Conocimiento de Embarque predominará en el caso de presentarse una contradicción entre éste y la tarifa aplicable.

4. ÁMBITO DEL VIAJE. El ámbito del viaje aquí contratado incluirá los puertos de recalada usuales o habituales o los anunciados, sean nombrados o no en este contrato, puertos dentro o fuera de la ruta u orden anunciada, geográfica, usual u ordinaria, aún cuando para dirigirse a ellos la Nave deba navegar más allá del Puerto de Descarga o en una dirección contraria a ese lugar, o zarpar desde las rutas directas o habituales. La Nave podrá recalar en cualquier puerto debido a propósitos de cualquier naturaleza y sea esté relacionado o no al Transporte de Mercancías, incluyendo la carga y descarga de otras mercancías y/o para propósitos del viaje actual o de un viaje anterior o posterior, omitir recalar en un puerto o puertos más de una vez, ajustar equipo, entrar a dique, ir en rutas o a astilleros, cambiar sitios, tomar combustible o avituallamientos, permanecer en puerto, navegar con o sin prácticos, remolcar o ser remolcada y salvar o intentar salvar vidas o bienes, y todo lo anterior se incluye en el viaje contratado. Se considerará que cualquier situación realizada de acuerdo con esta Cláusula 4 y Cláusula 8 del mismo o cualquier demora que surja de ello se considerará dentro del ámbito del viaje en el presente y no constituirá una desviación.

5. ÓRDENES DEL GOBIERNO. El Transportista y el Capitán podrán en cualquier momento cumplir con cualesquiera órdenes, recomendaciones o instrucciones de cualquier gobierno(s) u organización(es) internacional(es) o autoridad/autoridades o personas u organismo que actúe o supuestamente esté actuando con la autoridad de dicho(s) gobierno(s) u organización(es) internacional(es) o autoridad/autoridades.

6. SUB-CONTRATACIÓN Y BENEFICIARIOS DEL CONTRATO

(1) El Transportista está autorizado a subcontratar bajo cualesquiera términos la totalidad o parte del manejo y Transporte de Mercancías y cualquiera y todos los deberes de cualquier naturaleza asumidos por el Transportista en relación a las Mercancías.

(2) Todo empleado, agente, sub-contratista y contratista independiente del Transportador, incluyendo el Capitán, los oficiales y los tripulantes de la Nave, los estibadores, los marinos de bahía, los operadores del terminal y otros utilizados y empleados por el Transportista en la ejecución de su trabajo y servicios en relación a las Mercancías aquí referidas y a las mercancías de otros, incluyendo pero no limitado a otros armadores o fletadores cuyos servicios son contratados por el Transportista, serán beneficiarios de este Conocimiento de Embarque y serán titulares de todas las defensas, libertades, excepciones e inmunidades y limitaciones de responsabilidad que posee el Transportista de acuerdo a las disposiciones de este Conocimiento de Embarque y de acuerdo a cualquier otra ley nacional aplicable, y como tal se podrán proteger contra cualquier responsabilidad ya sea que emane o no de la negligencia de tales personas, compañías u otras entidades, y al participar en este contrato, el Transportista, hasta el grado de dichas disposiciones, lo hace no sólo en su propio nombre sino también como agente y fideicomisario por cada una de las personas, empresas u otras entidades más arriba individualizadas, quienes serán considerados como partes del contrato evidenciado por este Conocimiento de Embarque.

(3) Las estipulaciones de la Cláusula 6(2) se extenderán a cualesquiera reclamos de cualquier naturaleza contra otras personas, compañías u otras entidades, incluyendo pero sin limitación a otras personas, empresas u otras entidades que fleten o que utilicen espacio en la Nave (o nave) transportadora, sea o no que tales responsabilidades surjan de la negligencia por parte de dichas personas, empresas o entidades.

(4) La expresión “sub-contratista” y “contratista independiente” en la Cláusula 6 incluirá sub-contratistas directos e indirectos y/o contratistas indirectos y sus respectivos dependientes y agentes.

7. IDENTIDAD DEL TRANSPORTISTA. Si, a pesar de los términos de este Conocimiento de Embarque, se determine que cualquier parte, distinta de CSAV, es el transportista y/o depositario de las Mercancías embarcadas en virtud de éste, todos los derechos, defensas, inmunidades, limitaciones y excepciones de responsabilidad estipuladas por ley o por este Conocimiento de Embarque estarán disponibles a aquella otra parte.  

8. LIBERTADES. El Transportista en cualquier momento y sin dar aviso al Mercante podrá usar cualquier medio de transporte o sustituirlo y/o transferir y/o despachar las Mercancías por cualesquiera medios y de un medio de transporte a otro incluyendo (sin limitación) transbordo o transporte de las Mercancías en su totalidad o parcialmente a una nave (o naves) distinta a las nombrada(s) al dorso de la página, sean éstas operadas por el Transportista u otros y/o embarcar, desembalar, descargar o transferir las Mercancías en el Puerto de Embarque original o en cualquier puerto o lugar (sea o no se mencione dicho puerto o lugar en el dorso de la página) y almacenar las Mercancías en cualquiera de tales puerto o lugar. Todos y cada uno de los derechos y excepciones acordados para la Nave o Naves nombradas en este Conocimiento de Embarque, aplicarán, de la misma manera a cualquiera de los medios de transporte mencionados en esta cláusula.

En cualquier situación de cualquier naturaleza, incluyendo pero no limitado a disturbios políticos, huelgas o paros laborales o cierres o bloqueos de vías navegables, que a juicio del Transportista o el Capitán pudiera conllevar el riesgo de captura, embargo, detención, daño, retraso o inconvenientes a la Nave, Mercancías y/o aquellos a bordo, el Transportista o Capitán tendrán, además de otros derechos contenidos en este Conocimiento de Embarque, el derecho de detener o retrasar la Nave, en espera del retiro de tal impedimento u obstrucción o de retornar las Mercancías al Puerto de Embarque o de proceder vía cualquier otra ruta, o de transferir las Mercancías a una nave mar adentro y/o despacharlas por cualquier medio de transporte al destino y bajo el riesgo y costos del Mercante. Todos los cargos de almacenamiento en relación a esto, así como todos los costos y gastos de despachar y/o pasar a otro serán por cuenta del Mercante y constituirán un derecho de retención sobre las Mercancías.

9. RESPONSABILIDAD DEL TRANSPORTISTA EMBARQUES PUERTO A PUERTO, TRANSBORDOS. Salvo se indique lo contrario en el anverso de éste, cuando el Transporte de acuerdo a este Conocimiento de Embarque se realiza desde el Puerto de Embarque al Puerto de Descarga, la responsabilidad (si la hubiera) del Transportista por la pérdida o daño a las Mercancías que se produzca desde y durante el embarque a una Nave de alta mar hasta y durante la descarga desde dicha Nave o desde otra nave a la cual se hayan transbordado las Mercancías se determinará de acuerdo a la Cláusula 2. Sin perjuicio de lo anterior, el Transportista no tendrá responsabilidad de ninguna naturaleza por la pérdida o daño que de cualquier manera le ocurra a las Mercancías, cuando tal pérdida o daño se produzca antes del embarque o después del desembarque de tal(es) Nave(s), a menos que la Mercancías sean embarcadas o descargadas en puertos de los Estados Unidos y excepto donde las Reglas de Hamburgo se apliquen obligatoriamente.

Sin perjuicio de lo anterior, cuando las Mercancías bajo este Conocimiento de Embarque se transborden y/o despachen según lo indique el anverso del presente, entonces salvo se indique lo contrario en el anverso del presente, la responsabilidad del Transportista como Transportista terminará cuando las Mercancías sean entregadas a la parte que realiza el transbordo y/o despacho y de ahí en adelante, el Transportista no tendrá ninguna obligación de ninguna naturaleza por la pérdida o daño a las Mercancías que de cualquier manera se produzca. Para la programación de transbordos y/o despachos, el Transportista (autorizado a través de la presente) actuará sólo como AGENTE del MERCANTE.

10. OBLIGACIONES DEL TRANSPORTISTA: EMBARQUES INTERMODALES: TARIFAS. Salvo se indique lo contrario en el anverso de éste, si el Transporte al amparo de este Conocimiento de Embarque se realiza para transporte intermodal, el Transportista asume la responsabilidad por la totalidad del transporte (intermodal) de las Mercancías desde el Lugar de Recepción o del Puerto de Embarque (cualquiera que sea aplicable) al Puerto de Descarga o Lugar de Entrega Final (cualquiera que sea aplicable), pero el Transportista tendrá el derecho de utilizar los servicios de otros Transportistas Anteriores y/o Posteriores y de usar cualquier otro medio de transporte para realizar el mismo.

Durante el transporte intermodal, la Custodia y el Transporte de las Mercancías se encuentran sujetas a las tarifas y los términos de los conocimientos de embarque y/o contrato de transporte y/u otros documentos de transporte pertinentes adoptados por el Transportista Anterior y/o Posterior y establecidos o consignados con carácter de aplicabilidad obligatoria por el país donde se lleve a cabo el transporte intermodal, cuyas copias se encuentran disponibles por parte del Transportista según se soliciten.  Cuando la pérdida o el daño se produzca mientras las Mercancías se encuentran bajo la custodia del Transportista Anterior y/o Posterior la responsabilidad de CSAV no será mayor que la del Transportista Anterior y/o Posterior incluyendo todos los beneficios, excepciones, defensas y límites de cualquier naturaleza del Transportista Anterior y/o Posterior estipulados por la ley aplicable o los conocimientos de embarque del Transportista Anterior y/o Posterior y/o contrato de transporte y/o documentos de transporte los cuales CSAV tendrá derecho a invocar. Se llama particularmente la atención del Mercante  sobre los términos, condiciones o estipulaciones de tales documentos y leyes del país de transporte, ya que la responsabilidad del Transportista Anterior y/o Posterior bajo tales términos, condiciones o estipulaciones podría ser menor que la responsabilidad del Transportista en relación del transporte marítimo. Cuando la pérdida o daño se produzca durante el transporte de las Mercancías a la que se aplica esta Cláusula 10, pero el Mercante no pueda establecer la etapa en la que se produjo la pérdida o el daño, el Transportista y el Mercante acuerdan que se considerará que la pérdida se produjo durante el transporte marítimo desde el Puerto de Embarque al Puerto de Descarga y nada contemplado en esta Cláusula privará al Transportista de sus derechos o inmunidades que se estipulen en otro lado. Sin perjuicio de lo anteriormente mencionado, la responsabilidad de CSAV bajo ninguna circunstancia excederá la limitación de responsabilidad estipulada en relación al transporte marítimo de acuerdo a lo establecido en la Cláusula 16. Nada en el presente se considerará como una renuncia de algún derecho que CSAV pueda tener contra los Transportistas Anteriores y/o Posteriores para indemnización u otros.

11. DESCRIPCIÓN, MARCAS, PESOS Y RESPONSABILIDAD DEL MERCANTE. Salvo se estipule lo contrario en el presente, la descripción de las Mercancías y los detalles de los bultos aquí mencionados son los proporcionados por el Mercante, y el Transportista no será responsable de la precisión de las marcas, los números, la cantidad, el peso, las medidas de calibre, los contenidos, la naturaleza, la calidad o el valor. El Mercante será responsable por cualquier pago de cualquier naturaleza impuesto al Transportista o por el costo de transbordo por o en relación con las Mercancías y también por cualquier pago o pérdida o daño de cualquier naturaleza (incluyendo sin limitación multas y gastos) que de cualquier manera sufra o sea incurrida por el Transportista como consecuencia de una incorrecta o insuficiente anotación de marcas, números o dirección de los bultos o descripción de sus contenidos, o debido a la falta del Mercante de proporcionar todos los certificados para acompañar las Mercancías, o de cumplir con los reglamentos de cualquier tipo con respecto a las Mercancías impuestos por las autoridades de los Puertos y/o Lugares de Embarque, transbordo, Descarga o Entrega. El Mercante deberá indemnizar al Transportista contra cualesquiera pagos, multas, gastos o pérdidas que surjan o sean consecuencia de cualquier causa de cualquier naturaleza en relación con las Mercancías por las cuales el Transportista no es responsable. En ningún caso será responsable el Transportista por la pérdida o daño a los contenidos que no hayan sido especificados en el anverso de éste.

El Mercante será responsable por todos los pagos de cualquier naturaleza (incluyendo pero sin limitación a multas, cargos de almacenaje y derechos) cobrados contra las Mercancías y todos los costos y gastos de  importación de Mercancías y contenedores desde o a través de cualquier puerto o país.

En el caso de que no se anotara en este Conocimiento de Embarque, en la cubierta o en los contenedores de las Mercancías que éstas son frágiles o de naturaleza quebradiza o que necesitan una manipulación o estiba especial, el Transportista podrá dar a las Mercancías el cuidado, manejo y estiba apropiada para Mercancías comunes. Se dé o no se dé tal notificación o se comunique al Transportista de otra manera la naturaleza de las Mercancías, el Mercante garantiza y conviene que el Transportista podrá asumir que las Mercancías están embaladas de acuerdo a los mejores métodos aprobados para Mercancías de tal tipo y que el Transportista no estará obligado a darles ningún cuidado, manipulación o estiba  más allá que el apropiado a Mercancías de ese modo embaladas.

Con respecto a Mercancías embarcadas en contenedores, hayan o no hayan sido proporcionadas por el Transportista, este no será responsable del embalaje seguro y apropiado, la consolidación o estiba de Mercancías en contendores cuando sea realizado por el Mercante, embarcador, consolidador u otros en su nombre y al Transportista no se le adjudicará ninguna responsabilidad por cualquier pérdida o daño causado a los contenidos por desplazamiento,  exceso de carga o inadecuado embalaje, consolidación o estiba  de tales contenedores. La carga del (los) contendor(es) realizada por el Mercante, embarcador, consolidador u otros en su nombre será evidencia prima facie de que el(los) contenedor(es) se encontraban en buen estado y adecuados para su uso y el Mercante conviene la devolución del(los) contenedor(es) al Transportista en las mismas condiciones en que fue(ron) recibido(s). Cualquier pérdida, daño o contaminación al contenedor y al equipo mientras se encuentre en posesión del Mercante será por cuenta del Mercante, incluyendo el costo de la limpieza o del lavado de un contenedor que haya sido devuelto sucio. Se deberá sellar adecuadamente dicho(s) contenedor(es) antes del embarque y la cara de este Conocimiento de Embarque deberá contener la información acerca de la referencia del sello y referencias de la identificación de este contenedor(es).

El Mercante asume la responsabilidad por cualquier daño, pérdida, demora sufridos o gastos de cualquier naturaleza incurridos por la Nave, contenedor(es), otros bienes o personas, que sean resultado de cualquier defecto en las Mercancías, el embalaje del embarcador, los amarres y el uso de contenedores.

El Mercante y sus agentes garantizan que no se embarcará ninguna Mercancía ilegal o que no esté manifestada o cuya descripción no sea adecuada y que cumplen con los términos del United States Customs Carrier Initiative Agreement [Acuerdo de Iniciativa del Transportista de la Aduana de los Estados Unidos] y que el Mercante y sus agentes serán responsables y mantendrán al Transportista indemne por cualesquiera multas, sanciones, gastos, detención, demora, arrestos, embargos y otras consecuencias que surjan del Transporte de Mercancías no manifestadas, ilegales o incorrectamente descritas, incluyendo pero no limitado a drogas.

 


12. MERCANCÍAS ESPECIALES, EN CONTENEDORES Y PERECIBLES: REFRIGERACIÓN. El Transportista tendrá derecho a transportar frutas, verduras, carnes y cualesquiera Mercancías de naturaleza perecible o especial en compartimentos usuales, contenedores usuales de carga seca o sobre cubierta y sin instalaciones o atención especiales de refrigeración, calefacción o ventilación, a menos que se estipule por escrito en el anverso de este Conocimiento de Embarque que se transportarán las Mercancías en espacios o contenedores refrigerados, calefaccionados o ventilados. El Mercante se obliga a no presentar para su transporte Mercancías que requieran refrigeración, ventilación, calefacción y sistemas similares sin haber entregado una notificación previa por escrito de su naturaleza antes de su recepción por parte del Transportista junto a instrucciones específicas sobre la temperatura, ventilación, calefacción e información similar

Salvo se realice un acuerdo especial y se incluya en este Conocimiento de Embarque, el Transportista no se compromete y no será responsable por la falta en dar a las Mercancías, tengan o no tengan naturaleza perecible o especial, algún cuidado, manejo, almacenaje o instalaciones inusuales o especiales que no se da a Mercancías generales ordinarias no perecibles, ni descargará ni entregará las Mercancías dentro de o en ningún espacio, compartimento, contenedor u otra instalación refrigerado, congelado, enfriado, ventilado, aislado, calefaccionado, vaciado, seco, húmedo o l equipado y el Mercante declara y garantiza que las Mercancías no requieren ninguno de tales cuidados o instalaciones especiales.

En el caso de que Mercancías perecibles que requieran una temperatura especial se entreguen al Transportista en un contenedor refrigerado, el Mercante asume que las Mercancías tienen la temperatura estipulada en el anverso del presente y que han sido estibadas adecuadamente y que los controles termostáticos han sido adecuadamente configurados por él antes de entregar las Mercancías al Transportista.

El Mercante conviene que cuando se anote una temperatura en el anverso del presente o si no se anota se sabe o se reconoce la temperatura ambiente para transporte marítimo de dicho bien perecible, el Transportista ejercerá un cuidado razonable para mantener la temperatura ambiente en la cámara refrigerada o contenedor más o menos a 2ºC.

En ningún caso el Transportista será responsable en ningún respecto por la calefacción, refrigeración o instalaciones especiales de enfriamiento que no se hayan proporcionado durante el embarque, descarga o en cualquier parte del tiempo que las Mercancías se encuentren en el muelle, desembarcadero, nave u otro lugar de embarque o descarga, y el Transportista no se compromete a proporcionar tales medios.

El Transportista no tendrá responsabilidad de ninguna naturaleza por la pérdida y/o daño a las Mercancías producidos por defectos, avería o irregularidad de un contenedor (sea el caso que el Mercante haya proporcionado o no el contenedor) salvo que tal pérdida y/o daño sea producto de causas por las que el Transportista es de todos modos  responsable de acuerdo a este Conocimiento de Embarque.

13. AVERÍA GRUESA. La Avería Gruesa se regulará, establecerá y ajustará de acuerdo a las Reglas de York/Amberes de 1994 o cualquier modificación posterior a éstas, en cualquier puerto o lugar a opción del Transportista y en relación a materias no estipuladas en estas Reglas de acuerdo a las leyes y usos del puerto de Nueva York. No obstante cuanto pueda señalar este Conocimiento de Embarque  en contrario, el costo de manipulación a bordo, reestiba, reembarque, descarga de Mercancías o contenedores, combustible o avituallamientos, sea en un puerto o lugar de embarque, recalada o refugio, se admitirá como Avería Gruesa cuando la manipulación o descarga fuera necesaria para la seguridad común o para permitir que la Nave sea reparada y/o sus problemas solucionados, si las reparaciones o la re-estiba fuera necesaria para que el viaje pueda continuar en forma segura.

En el caso de accidente, peligro, daño o desastre, antes o después del comienzo del viaje que sea resultado de causas de cualquier naturaleza sea o no debido a negligencia por el cual el Transportista no es responsable ni por disposición contrato u otro, las Mercancías y el Mercante deberán contribuir solidariamente en la Avería Gruesa con el Transportista en el pago de cualesquiera sacrificios, pérdidas, o gastos de naturaleza de Avería Gruesa que se pudiera realizar o en los que se pudiera incurrir y deberá pagar el salvamento y los cargos especiales incurridos en relación a las Mercancías. Si una nave de salvamento es propiedad del Transportista o es operada por él, se deberá pagar el  salvamento en su totalidad y en la misma manera que si tal buque o buques de salvamento pertenecieran a extraños. Antes de la entrega de las Mercancías, si se requiere, se deberá entregar una caución que incluya un depósito en efectivo al Transportista y que él estime suficiente para cubrir la contribución estimada de las Mercancías y cualquier salvamento o costos especiales. El Transportista no tendrá ninguna obligación de ejercitar el derecho de retención por la contribución en Avería Gruesa adeudada al Mercante

14. AMBOS CULPABLES POR EL ABORDAJE. Si la Nave colisionara con otra nave como resultado de negligencia de la otra nave y/o cualquier acto, negligencia o falta del Capitán, marinero, práctico o dependientes del Transportista en la navegación o en el manejo de la Nave, el Mercante indemnizará al Transportista contra toda pérdida o responsabilidad a la otra nave, o nave no porteadora o a sus armadores en la medida que dicha pérdida o responsabilidad represente pérdida de, o daño a, o cualquier reclamo, del Mercante, pagada o pagadera por  la otra nave o nave no porteadora o por sus armadores al Mercante y compensar, recuperar o recobrar por el otro buque no porteador o sus armadores como parte de su reclamo contra la Nave o el Transportista porteador.

Las anteriores estipulaciones también se aplicarán cuando lo armadores, operadores o aquellos a cargo de cualquier nave o naves u objetos diferentes, o en adición a, las naves abordadas u objetos estén en falta en relación a abordaje o contacto.

15. FLETE. Se considerará completamente devengado el flete total al Puerto de Descarga o Lugar de Entrega Final según sea el caso incluyendo pero no limitado al flete, flete terrestre o flete adicional, flete muerto, demora, cargos y otros montos debidos en el presente contra las Mercancías al recibo de las Mercancías por parte del Transportista (sea la intención que sea prepagado o cobrado al Puerto de Descarga o Lugar de Entrega o posteriormente) y deberá ser pagado y no se devolverá en ningún caso bajo circunstancias de ninguna naturaleza, sea que la Nave y/o Mercancías se pierdan o no, o el viaje cambie, sea frustrado o abandonado.

El valor del flete podrá ser calculado en base a los detalles de las Mercancías proporcionados por o en nombre del Mercante, pero el Transportista está autorizado en todo momento a pesar, medir y avaluar las Mercancías y podrá (pero sin ninguna obligación) abrir Bultos, contenedores o remolques para examinar los contenidos. Si hubiera errores o estuvieran incorrectos los detalles proporcionados por o en nombre del Mercante o si hubiera un error en el flete u otros cargos y si luego de corregir el error resultara que los cargos de flete son mayores, el Transportista podrá cobrar el monto adicional y el Mercante será responsable por cualquier gasto incurrido en examinar, pesar, medir y avaluar las Mercancías.

Todo flete, cargos o sumas de cualquier naturaleza pagaderas al Transportista serán debidas por todas las personas definidas como el Mercante (quienes serán solidariamente responsable frente al Transportista en esto) y deberán ser pagadas completamente, sin compensación, contra reclamo o deducción en la divisa mencionada en este Conocimiento de Embarque o, a opción del Transportista, en otra divisa.

Se considerará que cualquier persona, firma o compañía comprometida para realizar los servicios de despacho en relación a las Mercancías es el agente exclusivo del Mercante para todos los propósitos y cualquier pago de flete a tal persona, firma o compañía no será considerado como pago al Transportista en ningún caso. Se considerará que la falta de tal persona, firma o compañía de pagar cualquier parte del flete al Transportista es una falta del Mercante en el pago del flete.

16. VALORACIÓN. Si aplica la ley COGSA, ni el Transportista ni la Nave en ningún caso serán responsables por ninguna pérdida o daño en relación al transporte de Mercancías en un monto que exceda los $500 por bulto dinero legal de los EEUU, o en caso de que las Mercancías no sean embarcadas en bultos, por unidad de carga acostumbrada o el equivalente de tal monto en otra divisa, salvo que la naturaleza y el valor de las Mercancías hayan sido declaradas por el embarcador antes del embarque y figuren en el anverso de este Conocimiento de Embarque en el recuadro VALOR DECLARADO POR EL EMBARCADOR y que se pague cargos extra de flete. Los cargos por declaración de valor en exceso se aplicarán de acuerdo a la tarifa del Transportista.

Si este Conocimiento de Embarque estuviera sujeto ya sea a las Reglas de la Haya o a las Reglas de la Haya Visby, la responsabilidad del Transportista y de la Nave se limitará ya sea a 100 Libras Esterlinas por bulto o unidad o por las limitaciones establecidas por las Reglas de la Haya Visby, salvo que el embarcador hubiera declarado la naturaleza y el valor de dichas Mercancías y las hubiera escrito en el anverso de este Conocimiento de Embarque en el casillero VALOR DECLARADO POR EL EMBARCADOR y se hubiera pagado cargos extra.

En el caso de que el embarcador declare un valor mayor por escrito y lo agregue a éste y en lo siguiente se pague luego flete extra, la responsabilidad del Transportista, si la hubiera, por pérdida de o daño a o en relación a las Mercancías se deberán determinar en base a tal valor declarado y a prorrata de tal valor declarado en el caso de producirse pérdida o daño parcial, siempre que tal valor declarado no exceda el valor real de las Mercancías.

En ningún caso el Transportista será responsable por pérdidas o daños mayores que las sufridos. El Transportista no será responsable por la demora o por daños consecuenciales o especiales y tendrá la opción de reemplazar cualesquiera Mercancías y/o reemplazar o reparar cualesquiera Mercancías dañadas.

Si este Conocimiento de Embarque se encontrara sujeto a las Reglas de Hamburgo, la responsabilidad del Transportista y de la Nave se encontrará de acuerdo al Artículo 6 de éste y se limitará a 835 SDRs por bulto u otras unidades de embarque o 2,5 SDRs por Kilogramo de peso bruto de las mercancías perdidas o dañadas, cualquiera sea el mayor.

17. DERECHO DE RETENCIÓN. El Transportista tendrá derecho de retención sobre las Mercancías y cualesquiera otros documentos por todos los montos pagaderos al Transportista por parte del Mercante de acuerdo a este Conocimiento de Embarque, incluyendo pero sin limitación todo flete, flete terrestre, flete adicional, flete muerto, avances, avería gruesa o contribuciones, demora, multas, impuestos, daños, gastos y cargos que se adeuden bajo este Conocimiento de Embarque o que puedan ser soportados o incurridos por el Transportista, sea el caso que sean pagaderos por adelantado o no. Cualquier derecho de retención se extenderá al costo de recuperar los montos debidos incluyendo los costos, gastos, y tarifas legales por concepto de ejercer tal derecho de retención. Tal retención no se perderá por la entrega de las Mercancías y se podrá hacer cumplir mediante venta pública o privada en la manera que decida el Transportista, sin notificar al Mercante.




18. NOTIFICACIÓN DE PÉRDIDA O DAÑO, PLAZO DE PRESCRIPCIÓN. Salvo se notifique por escrito la pérdida o daño y de la naturaleza general de tal pérdida o daño al Transportista o a su Agente en el Puerto de Descarga o en el Lugar de Entrega Final, según sea el caso, antes de o en el momento de retiro de las Mercancías a la custodia del Mercante o si la pérdida o el daño no son aparentes, dentro de tres días siguientes a la entrega, tal retiro será evidencia prima facie de la entrega de las Mercancías según descripción en este Conocimiento de Embarque por parte del Transportista. Cualquier reclamo en contra del Transportista por cualquier liquidación, reembolso o en relación al flete, cargos o gastos o cualquier reclamo distinto al relacionado a pérdida o daño a las Mercancías, se deberá realizar al Transportista o a su agente por escrito dentro de 20 días desde el día en que las Mercancías fueron o deberían haber sido entregadas.

Los reclamos por pérdida y/o daño a las Mercancías ocurridos mientras se encuentran en posesión de un Transportista Anterior y/o Posterior están sujetos a los requerimientos de reclamos, presentación de reclamo, notificación y tiempos de demanda estipulados en las tarifas y/o condiciones y términos que rigen el transporte del Transportista Anterior y Posterior. El Mercante deberá notar que tales términos y condiciones podrán prescribir periodos dentro de los cuales se deberá dar tales notificaciones, se deberá presentar reclamos o entablar juicios que sean bien más largos o más cortos que los que rigen los reclamos en contra del Transportista.

Se deberá notificar al Transportista de pérdida o daño en relación a Mercancías Perecibles dentro de 24 horas después de la entrega por el Transportista, en caso de fallar esto será evidencia prima facie de la condición de las Mercancías según lo estipula este Conocimiento de Embarque.

En cualquier caso, se deberá liberar al Transportista y a la Nave de cualquier pérdida o daño a las Mercancías o en relación al flete, cargos o gastos, o la devolución de allí o de cualquier reclamo de cualquier naturaleza, tipo o descripción, en relación o referido a las Mercancías salvo se entable un juicio dentro de un año de la entrega de las Mercancías o la fecha en que se debería haber entregado las Mercancías. Si este Conocimiento de Embarque estuviera sujeto a las Reglas de Hamburgo, cualquier reclamo en relación al Transporte de Mercancías prescribe si es que no se han instituido procedimientos legales dentro de un periodo de dos (2) años desde el día de entrega de las Mercancías o desde el último día en que se deberían haber entregado las Mercancías. No se considerará que se haya entablado una acción legal dentro del tiempo especificado, salvo se haya notificado realmente acerca del proceso y/o se haya obtenido  jurisdicción sobre la Nave o Transportista dentro de tal tiempo.

19. RECLAMOS, TIEMPO DE PRESCRIPCIÓN – EMBARQUES INTERMODALES. Los reclamos por pérdida o daño a las Mercancías deben ser entablados en contra del Transportista, quien acuerda ser el único responsable de procesar tales reclamos hasta su término. En el caso de que el Transportista pague tales reclamos quedará subrogado inmediatamente a todos los derechos del Mercante en contra de otros incluyendo a los Transportistas Anteriores y/o Posteriores por cuenta de tal pérdida o daño. Se podrá presentar los reclamos y el juicio podrá comenzar dentro del límite de tiempo estipulado por la ley y por los términos de los conocimientos de embarque y/o contratos de transporte y/o documentos de transporte y/o las tarifas de los transportistas que se haya estimado o se estime de acuerdo a este Conocimiento de Embarque que haya tenido la custodia de las Mercancías cuando se produjo la pérdida o el daño. Cuando no se pueda establecer cuál transportista en la presente tenía la custodia o control de las Mercancías en el momento de la pérdida o daño se considerará que la pérdida o daño se produjo a bordo de la Nave mientras se encontraba bajo la custodia o el control del Transportista.

Los reclamos por pérdidas y/o daños a las Mercancías que se produzcan mientras éstas se encuentran en posesión de un Transportista Anterior y/o Posterior se deberán entablar por escrito en contra de CSAV dentro de nueve meses después de la entrega de las Mercancías realizada por tal Transportista Anterior y/o Posterior o en el caso de fallar en haber hecho la entrega entonces dentro de nueve meses desde la fecha en que las Mercancías deberían haber sido entregadas.

La responsabilidad de CSAV no será mayor que la del Transportista Anterior y/o Posterior incluyendo todos los beneficios, excepciones, defensas y límites de cualquier naturaleza del Transportista Anterior y/o Posterior dispuestos por la ley aplicable y su conocimiento de embarque y/o tarifas y/o contrato de transporte y/o documentos de transporte que CSAV pueda invocar, SIEMPRE QUE la responsabilidad de CSAV en ningún caso exceda la limitación de responsabilidad estipulada en relación al transporte marítimo en la Cláusula 16 de esto.

Se deberá enviar la notificación de reclamo a CSAV a la dirección consignada más arriba.

20. DESCARGA Y ENTREGA, ENTREGA POR MARCAS. Las autoridades Portuarias quedan en este acto autorizadas a otorgar una orden general para descargar inmediatamente luego del arribo de la Nave. La Nave podrá comenzar las operaciones de descarga inmediatamente a su arribo y a descargar continuamente día y noche, domingos y feriados incluyendo sin perjuicio cualquier costumbre distinta del puerto.

En los puertos o lugares de descarga donde se requiera que el Transportista descargue Mercancías en gabarras u otras naves por la ley local, las autoridades locales o la aduana local, o donde se ha acordado o donde no se disponga muelles o espigones a los que la Nave pueda llegar, permanecer o zarpar siempre a flote o donde las condiciones prevalecientes en el momento de descargar en un muelle o espigón sean peligrosas o imprudentes o que hagan que la Nave, las Mercancías y carga de otros tengan mayores demoras, se requerirá que el Mercante proporcione gabarras u otras naves y haga la entrega al costado de la Nave en tales gabarras o naves desde el gancho de la Nave será bajo riesgo y costo de las Mercancías. En tales casos, si el Mercante incurre en falta o rehúsa proporcionar gabarras u otras naves, el Transportista actuando como agente del Mercante podrá contratar gabarras u otras naves bajo el riesgo y por cuenta de las Mercancías y al descargar las Mercancías en tales gabarras o naves, se completará el cumplimiento según el presente y la entrega de las Mercancías y el Transportista ya no tendrá mayor responsabilidad en relación a las Mercancías.

El Transportista no será responsable por faltas en la entrega de conformidad  a marcas principales salvo el Mercante haya timbrado claramente y duraderamente dichas marcas antes del embarque de las Mercancías de manera tal que tales Mercancías y su puerto de descarga pudieran ser claramente identificadas. Las Mercancías que no puedan ser identificadas debido a sus marcas y cualquier Mercancía no reclamada ni  que pueda adjudicarse de otra forma podrán, a opción del Transportista, ser colocada para completar la entrega a los varios consignatarios de las Mercancías de naturaleza similar en proporción a cualquier merma aparente.

21. ESTIBA BAJO Y SOBRE CUBIERTA. ANIMALES VIVOS. (1) El Transportista tendrá derecho a cargar Mercancías en contenedores y a consolidarla con otras Mercancías y contenedores.

(2) Las Mercancías, sean o no transportadas en contenedores , podrán ser transportadas sobre cubierta o bajo cubierta sin notificación al Mercante o ninguna anotación sobre el anverso de este documento y todas dichas Mercancías (incluyendo mercancías estibadas en el castillo de popa, en la caseta de cubierta, espacios de los pasajeros, habitaciones o cualquier otro espacio cubierto) que sean transportadas sobre o bajo cubierta participarán en Avería Gruesa y se las considerará, salvo por lo dispuesto en la Cláusula 21(3) más abajo, que están dentro de la definición de Mercancías para propósitos de las Reglas de la Haya, las Reglas de la Haya Visby y COGSA y serán transportadas de acuerdo a las estipulaciones de la Cláusula 2 de este Conocimiento de Embarque.

(3) En el caso de Mercancías en que se establezca en el anverso de éste que son transportadas sobre cubierta y son transportadas en esa manera y animales vivos, no se aplicarán las reglas de la Haya, las Reglas de la Haya Visby ni COGSA y el Transportista no tendrá responsabilidad de ninguna naturaleza por la pérdida, daño o retraso que de alguna manera se produzca.

22. MERCANCÍAS PELIGROSAS. No se deberá entregar al Transportista para el Transporte Mercancías que sean o pudiera llegar a ser peligrosas, inflamable o dañinas (incluyendo materiales radioactivos) o que sean responsables o pudieran llegar a ser responsables de dañar cualquier propiedad de cualquier naturaleza, sin su expreso consentimiento por escrito, y sin el contenedor (si lo hubiera) ni tampoco Mercancías que no estén marcadas en forma clara en el exterior con el fin de indicar la naturaleza y carácter de tales Mercancías y para cumplir con cualquier ley, reglamentos, Convenios Internacionales o requerimientos aplicables. Si se entrega cualquiera de dichas Mercancías al Transportista, sin un consentimiento por escrito y/o sin marcas, o si en la opinión del Transportista las Mercancías son o susceptibles de adoptar una naturaleza peligrosa, inflamable o  dañina, podrán en cualquier momento ser destruidas, botadas, abandonadas, o convertirse en inocuas sin compensación para el Mercante y sin perjuicio al derecho de flete del Transportista.

El Mercante asume que tales Mercancías están embaladas de manera adecuada para soportar los riesgos de Transporte en relación a su naturaleza y en cumplimiento de todas las leyes, reglamentos, Convenios Internacionales o requerimientos que puedan ser aplicables durante el Transporte.

Sea o no que el Mercante estaba consciente de la naturaleza de las Mercancías, el Mercante deberá indemnizar al Transportista contra todos los reclamos, pérdidas, daños o gastos que surjan como consecuencia del Transporte de tales Mercancías.

Nada de lo aquí contenido privará al Transportista de ninguno de sus derechos o inmunidades en otro lugar estipuladas.

23. LEGISLACIÓN Y JURISDICCIÓN. Este Conocimiento de Embarque y cualquier reclamo o disputa que de aquí pueda surgir estará sujeto a la Ley Inglesa y a la jurisdicción de del Tribunal Superior de Justicia Inglesa de Londres. Si, sin perjuicio de lo anterior, se comienza una acción legal en cortes de otra jurisdicción, tales acciones se deberán referir a las cortes ordinarias. En el caso de Chile, los árbitros no son competentes para tratar tales disputas y cualquier acción deberá ser vista en los Juzgados Ordinarios de Chile.

24. VALIDEZ. Si cualquier cosa aquí contenida no es válida de acuerdo a cualquier Convenio Internacional o Ley Nacional obligatoriamente aplicable, las estipulaciones del presente, en la medida de tal ineficacia,  pero no más allá, serán nulas y carecerán de valor.

25. ACUERDO FINAL. Todos los acuerdos o compromisos de flete para el embarque de las Mercancías son sustituidos por este Conocimiento de Embarque y todos sus términos, sea estén escritos, mecanografiados, timbrados o impresos son aceptados y acordados por el Mercante como vinculantes completamente como si estuvieran firmados por el Mercante sin perjuicio de cualquier otros privilegios locales en contrario. Nada en este Conocimiento de Embarque operará para limitar o privar al Transportista de cualquier protección estatutaria o excepción de o limitación de responsabilidad. Este Conocimiento de Embarque no es, en ningún sentido un contrato personal del Transportista. Si el Transportista así lo requiere se le deberá entregar a él o a su agente un Conocimiento de Embarque original firmado debidamente, endosado en el Puerto de Descarga o  Lugar de Entrega Final, a cambio de la orden de entrega.