NOTICIAS
Y PUBLICACIONES

Directorio de CSAV propondrá en Junta de Accionistas repartir US$ 170 millones en dividendos

El dividendo, de aproximadamente US$ 0,0033 por acción, fue aprobado en la sesión de directorio de hoy y será propuesto en la próxima Junta de Accionistas de la empresa.

CSAV también reportó utilidades por US$ 222,1 millones en 2020. Este resultado fue impulsado por el positivo desempeño de Hapag-Lloyd en medio de las adversidades de la pandemia, potenciado por la caída del precio de los combustibles durante el año, el plan de ahorro de costos de la compañía, y en menor medida, por las mejores tarifas de flete.

 

Santiago, 19 de marzo de 2021. La Compañía Sud Americana de Vapores (CSAV) cerró el año 2020 con una utilidad de US$ 222,1 millones, superando los US$ 124,6 millones obtenidos en 2019. Con esto, la empresa alcanzó su segundo registro histórico, tras la fusión con Hapag-Lloyd en 2014, superando en un 78% las utilidades del año anterior.

Este resultado se explica por el buen desempeño durante el año de Hapag-Lloyd, quinta naviera portacontenedor a nivel mundial, de la cual CSAV es uno de los principales accionistas. Pese a la incertidumbre generada por la pandemia, la naviera alemana logró mantener una favorable evolución operacional, reportando en 2020 un EBIT de US$ 1.501 millones y utilidades que ascendieron a los US$ 1.068 millones, siendo este su mayor registro de los últimos 10 años, representando una mejora del 155% respecto al 2019.

Esto responde principalmente a una combinación de precios más bajos de combustible, al ahorro de costos a través del Programa de Protección del Desempeño implementado por la empresa alemana para mitigar los efectos del Covid-19, y en menor medida, a las mejores tarifas de fletes.

“Los resultados positivos de Hapag-Lloyd han reafirmado la sólida posición de CSAV como un atractivo vehículo de inversión en la naviera alemana, una de las empresas más eficientes de la industria. Su clara estrategia para crecer de un modo sostenible ha influido directamente en nuestros buenos resultados del último año, ratificando nuestra confianza en su estabilidad financiera y nuestro compromiso de largo plazo en ella”, destacó Óscar Hasbún, gerente general de CSAV.

Con respecto a las proyecciones para 2021, el ejecutivo explicó que “desde el último trimestre de 2020 y en el primer trimestre de 2021, las empresas navieras se encuentran operando en un complejo escenario debido al reabastecimiento del mercado y a los efectos de la pandemia, que han generado mayor presión en toda la cadena logística. Por esta razón, aunque nuestro foco estará en poner todo nuestro esfuerzo en normalizar los flujos de carga, la congestión y escasez de recursos continuará mientras permanezcan los efectos del Covid-19”.

El año 2020 de CSAV estuvo marcado por el término del proceso de aumento de capital por US$ 350 millones para financiar las adquisiciones que le permitieron alcanzar en enero de 2020 el 30% de la propiedad accionaria de la naviera alemana. Adicionalmente, el cierre de su negocio de Transporte Marítimo de Vehículos le permitió focalizar todos sus esfuerzos en el negocio de portacontenedores a través de Hapag-Lloyd. Todo lo anterior para poder distribuir de forma eficiente el flujo libre de caja proveniente de la naviera alemana.

 

Entrega de dividendos

En la sesión de directorio de hoy, la empresa aprobó proponer en la próxima Junta de Accionistas el reparto de un dividendo de US$ 170 millones, equivalente al 77% de las utilidades del período, aproximadamente US$ 0,0033 por acción, siendo la primera vez en una década que la empresa generará este retorno.

“Éste es un hito importante, que demuestra cómo la restructuración y un largo trabajo de casi 10 años, ha logrado transformar a la compañía y cumplir con nuestro compromiso de repartir a los accionistas el flujo de caja libre generada por nuestra inversión. Este es un agradecimiento a la resiliencia y confianza de nuestros accionistas, que han sido fundamentales para este proceso”, explicó Óscar Hasbún.