NOTICIAS
Y PUBLICACIONES

ICR y Feller Rate elevan clasificación de riesgo de CSAV

El alza en el rating asignado a la Compañía por ambas clasificadoras responde, principalmente, al buen desempeño operacional de Hapag-Lloyd, en la cual Vapores mantiene un 30% de participación.

 

Santiago, 28 de abril de 2021. Las clasificadoras de riesgo ICR y Feller Rate informaron en su reporte más reciente que elevaron la clasificación de solvencia y bonos de la Compañía Sud Americana de Vapores (CSAV). Ambas destacaron que el alza se debe, principalmente, al buen desempeño operacional de su principal inversión, Hapag-Lloyd.

ICR

Por una parte, ICR informó que modificó al alza la clasificación de solvencia y bonos de CSAV desde categoría BBB+ hasta categoría A-, manteniendo la tendencia estable. Asimismo, modificó la clasificación asignada a los títulos accionarios desde Primera Clase Nivel 3 hasta Primera Clase Nivel 2, “sustentándose en el fortalecimiento exhibido por su principal inversión, Hapag-Lloyd”.

ICR destaca la mayor recurrencia de los dividendos que obtiene desde Hapag-Lloyd, destacando que en 2021 el dividendo aportado por Hapag-Lloyd alcanzaría los US$ 218,3 millones, ampliamente superior al dividendo que percibió en 2020 por US$ 65,8 millones.  Adicionalmente, agregan, la compañía ha continuado con su estrategia de desapalancamiento.

La clasificación de Vapores ya había sido modificada por ICR en diciembre de 2020 desde categoría BBB/Estable hasta categoría BBB+/Estable.

 

Feller Rate

En tanto, Feller Rate informó que elevó la clasificación asignada a la solvencia y líneas de bonos de Vapores desde BBB- a BBB, lo que “refleja la positiva evolución que ha evidenciado su principal inversión, Hapag-Lloyd respecto a su perfil de riesgo”. La clasificadora señaló que ello considera una mayor generación de fondos que lo estimado en el escenario base, lo que le permitió a la naviera alemana una relevante disminución de deuda financiera, y, a su vez, derivó en un mayor reparto de dividendos para 2021, respecto a periodos anteriores.

Asimismo, Feller Rate modificó al alza la clasificación de acciones a Primera Clase Nivel 3, lo que, afirman, responde principalmente a la mejora directa en su posición de solvencia y a factores como la liquidez de los títulos y aspectos de gobiernos corporativos, de transparencia y de disponibilidad de la información del emisor. Además, destaca la mayor estabilidad y racionalidad de la industria, que ha permitido ajustar de forma efectiva y orgánica la oferta global.

La clasificadora también subrayó que los efectos de la pandemia sobre la operación de Hapag-Lloyd fueron compensados por el plan de eficiencias que ha estado implementando la naviera en los últimos períodos, la disminución en los precios promedio del combustible y la recuperación en la demanda evidenciada a partir del segundo semestre de 2020.